¿Éste es el futuro de la venta al por menor?

venta al pormenor

La tienda al por menor podría estar cayendo en esta era de compras en línea y devoluciones libres, pero todavía no está muerta, el comercio electrónico ha cambiado definitivamente la forma en que la gente compra, aún así los minoristas tienen opciones.

La mayoría de las tiendas de ladrillo y mortero nunca van a ser capaces de vencer a “las amazonas del mundo” en la eficiencia de la cadena de suministro, el futuro de la venta al por menor tiene que ver con el descubrimiento y las relaciones con los clientes.

Si te estás preguntando ¿qué significa exactamente esto?, entonces pongamos un ejemplo;

Una tienda que vende los gadgets de moda físicamente, Tiene que ser una gran sala de exposición donde los clientes puedan interactuar con gadgets de alta tecnología y hacer preguntas acerca de cómo funcionan y sus características a los empleados que no trabajan por comisión. La empresa en lugar de tratar de obtener un beneficio de los márgenes del producto, trata de hacer dinero mediante la venta directa y la confianza que viene de la comunicación en tiempo real con sus futuros clientes, esto les hace ganar puntos ante ellos.

“Los minoristas operan con márgenes súper delgados. La venta de espacio a los fabricantes tiene que hacerse forzosamente para poder exhibir el producto – la desventaja que el espacio y la dotación de personal tiene, es que son caros”

¿Y si los compradores quieren probar algo pero no quieren comprarlo en la tienda?

Las empresas deben de competir con precios de otros minoristas como Amazon, Ebay.

La gran propuesta de valor para estas empresas, además del hecho que mantienen el 100 por ciento las ventas realizadas, son los datos que recogen de las interacciones de los consumidores con los productos. “Ser básicamente como una tienda de Internet de cosas”.

Los empleados deben de estar capacitados para capturar cuánto tiempo los compradores se detienen frente a cada producto y su camino a través de la tienda, mientras que los gadgets rastrean los colores y estilos de los compradores. “Las tiendas físicas siempre han sido una especie de caja negra, en comparación con todos los datos que los sitios de comercio electrónico pueden recoger en los visitantes individuales”

Una ventaja: El tiempo, Por ejemplo, debido a que la empresa puede saber exactamente cuánto tiempo lleva alguien delante de una pantalla, ahora saben que un vídeo explicativo de cuatro minutos es demasiado largo.

Una Desventaja: No todo el mundo que entra a la tienda compra algo, pero los compradores suelen interactuar con más de la mitad de los productos. Eso es valioso y tal vez el mejor camino a seguir para los minoristas. La lista de productos en constante cambio influye al éxito en la venta ya que varía en función de la ubicación.

El Modelo minorista aún sigue de pie y para que sea un negocio rentable debe aceptar que los márgenes de ganancia serán menores y que el usuario es el número uno aún cuando a las tiendas en línea su producto es la prioridad, tal vez esto sea un valor agregado que las tiendas físicas deberán considerar como punto fuerte.